Enfermedad de Gaucher, Enfermedad de Niemann-Pick tipos A y B,

Enfermedad de Fabry, Enfermedad de Farber, Gangliosidosis GM1, Enfermedad de Sandhoff, Enfermedad de Tay Sachs, Leucodistrofia metacromática, Enfermedad de Krabbe.

¿Por qué decimos enfermedad de Gaucher?

El médico francés Philippe Charles Ernest Gaucher realizó su tesis doctoral en la Universidad de París y en la memoria final de su tesis presentada en el año 1882 describió lo que él creía un epitelioma primitivo del bazo (es decir un tumor del bazo) en una paciente de 32 años con un aumento espectacular del tamaño del mismo y encontrando unas células anómalas de gran tamaño en dicho órgano (y en el hígado también). Posteriormente, ante nuevas apariciones de casos de personas con similares características clínicas, Brill en 1905 designó al cuadro clínico con el nombre de enfermedad de Gaucher en honor a su descubridor.

 

¿En qué consiste la Enfermedad de Gaucher? 

La Enfermedad de Gaucher es la "más común" de las Enfermedades de Depósito Lisosomal, causada por la ausencia o deficiencia de la enzima glucocerebrosidasa, necesaria para la transformación de los glucocerebrósidos que debido a esta deficiencia se acumulan en el lisosoma en lugar de transformarse en compuestos simples fáciles de eliminar, Como resultado, las células se llenan de esta grasa no digerida. Estas células se conocen como células de Gaucher, y se acumulan en múltiples órganos, aumentando el tamaño de estos, y causando un mal funcionamiento de los mismos

 

¿Qué ocurre cuando las células Gaucher se acumulan?

Las células Gaucher se acumulan con mayor frecuencia en el bazo, el hígado y la médula ósea. Sin embargo, ellas también pueden encontrarse en otros tejidos, incluyendo el sistema linfático, pulmones, piel, ojos, riñones, corazón y en raras ocasiones en el sistema nervioso. Frecuentemente el órgano que contiene las células Gaucher se agranda y no funciona normalmente provocando los síntomas clínicos asociados a la enfermedad. El tipo y la severidad de los síntomas varía ampliamente entre los pacientes.

 

- Células de Gaucher en el bazo

Un lugar común de acumulación de células Gaucher es el bazo, lo que provoca que se agrande y aumente su actividad, el agrandamiento causa la distensión del abdomen. Normalmente la función del bazo es reprocesar las viejas células sanguíneas al mismo tiempo que se producen las nuevas en la médula ósea. Cuando el bazo está aumentado incrementa su función, tiende a destruir los glóbulos rojos más rápidamente de lo que pueden generarse y se produce deficiencia, o sea anemia.

- La hiperactividad del bazo puede también causar deficiencia de los glóbulos blancos, lo cual reduce la capacidad del organismo de luchar contra las infecciones bacterianas, o puede reducir el número de plaquetas por lo que se aumenta la tendencia a sangrados y hematomas.

 

- Células de Gaucher en el hígado

El hígado es otro lugar frecuente para la acumulación de células Gaucher; se agranda contribuyendo a una mayor distensión del abdomen y funciona anormalmente. El aumento de tamaño puede ser tanto como el del bazo. Los efectos de la función hepática anormal son generalmente mínimos, aunque algunas pocas personas pueden desarrollar cirrosis. En la cirrosis el hígado se transforma en un tejido cicatrizal.

 

 Células de Gaucher en la médula ósea

El otro lugar donde frecuentemente se reúnen células de Gaucher es en la médula de los huesos del esqueleto. Las células de Gaucher acumuladas reducen la función normal de la médula ósea, contribuyendo en la disminución de la capacidad de producción de glóbulos rojos y causando que en las zonas donde están más concentradas, se generen la variedad de problemas óseos que comúnmente son encontrados en Ias personas con Gaucher, como retardo en el crecimiento, deformación de huesos largos, fracturas espontáneas, necrosis óseas que lleva a reemplazos articulares, episodios fuertes de dolor, y propensión a infecciones óseas, lo que podría provocar problemas permanentes de la movilidad.


 

- Células de Gaucher en otros órganos

Con menor frecuencia también pueden encontrarse células de Gaucher en los pulmones, en el corazón y en el riñón, causando interrupción del funcionamiento normal.

 

¿Quiénes pueden padecer la Enfermedad de Gaucher? 


Es una enfermedad hereditaria, con un patrón de herencia autosómica recesiva, en el que la enfermedad se presenta cuando ambos padres la trasmiten bien sea como portadores o como enfermos. Es posible que los padres y hermanos de un niño afectado no presenten muestras del trastorno, pero los hermanos y aún ciertos parientes pueden llevar el gen recesivo y transmitirlo a sus propios hijos.

 

Cuando en una familia se presente un trastorno hereditario se recomienda recibir asesoría genética, y tener en cuenta los siguientes factores que pueden aumentar las posibilidades de padecer o transmitir esta u otras enfermedades genéticas:


- Padres que son parientes cercanos o que forman parte de familias que siempre han vivido en la misma región.- Antecedentes familiares de una enfermedad genética.

- Ambos padres que no muestran síntomas pero son portadores del gen de la enfermedad.

- Debe señalarse que la probabilidad por cada embarazo de heredar la enfermedad de Gaucher es totalmente independiente de lo ocurrido en el embarazo anterior.

- Tener un hijo con enfermedad de Gaucher no significa que los próximos 3 no heredaran la enfermedad.

 

¿Cómo se manifiesta la Enfermedad de Gaucher?

La manifestación de la enfermedad puede ocurrir en diversas etapas de la vida desde la infancia hasta la edad adulta. La mayoría de de las personas con la enfermedad de Gaucher no desarrollan todos los posibles síntomas; además la severidad con que se manifiesta la enfermedad varía de una persona a otra, y se correlaciona con la cantidad de células acumuladas.

Los síntomas mas frecuentes son: fatiga generalizada, falta de energía y ánimo; abdomen distendido a causa de aumento del tamaño del bazo y del hígado; dolor abdominal; retardo en el crecimiento y desarrollo; dolores óseos; Ensanchamiento de los huesos en la articulación de la rodilla fracturas espontáneas o por bajo impacto; infartos óseos; necesidad de reemplazos articulares por necrosis óseas; en la piel se puede apreciar pigmentación café-amarillenta y manchas redondas lisas de color rojo púrpura alrededor de los ojos; si los pulmones se ven afectados hay disminución en la capacidad de proveer oxígeno; disminución en el recuento de plaquetas, glóbulos rojos y glóbulos blancos lo que causa sangrados frecuentes, fácil aparición de morados o magulladuras y anemia; hay perdida del apetito por disminución en la capacidad del estomago debido a los organos agrandados; se pueden presentar malestares intestinales, hay trastornos neurológicos en los tipos 2 y 3.

 

¿Cuáles son los diversos tipos de Enfermedad de Gaucher?

Dependiendo de la presencia, o ausencia de afectación neurológica y su gravedad, la Enfermedad de Gaucher se clasifica en tres tipos:

No neuronopático o Tipo 1: Compatible con una supervivencia prolongada, es el más frecuente y, en él, no existen trastornos del sistema nervioso. El Gaucher tipo 1 es la forma más común. Personas de cualquier edad pueden ser afectadas. El gen defectuoso se encuentra en menos de cada 40 mil personas en la población general.

Este tipo de Gaucher tiene una variación particularmente amplia en los signos clínicos, síntomas y el curso de la enfermedad. Mucha gente con Gaucher tipo 1. no tiene síntomas clínicos y lleva una vida normal. En algunos casos, sin embargo puede poner en riesgo la vida. En general, cuanto más tardía la aparición de los síntomas es menos probable que la enfermedad sea severa.

Neuronopático Agudo o Tipo 2: La afectación neurológica es extraordinariamente grave y precoz y desencadena la muerte de los niños afectados antes de los dos años de vida. Este tipo de Gaucher es muy raro, es una forma rápidamente progresiva de la enfermedad que afecta el cerebro tanto como los órganos afectados en el tipo 1 del Gaucher. El Neuronopático Agudo se caracteriza por un severo compromiso neurológico en el primer año de vida.

Neuronopático Crónico o Tipo 3: Intermedio entre ambos, reúne la afectación visceral, con trastornos neurológicos precoces, pero menos graves que en el tipo Neuronopático Agudo. Este tipo se caracteriza por un compromiso neurológico lentamente progresivo. Es también muy raro. Así como el tipo Agudo no aparece con preferencia en ningún grupo étnico.

Los signos y síntomas del Gaucher Neuronopático Crónico aparecen en la infancia temprana. Salvo por el compromiso del sistema nervioso, los síntomas son iguales al tipo 1. Los individuos con tipo 3 que llegan a la adolescencia pueden sobrevivir hasta la tercera o cuarta década.

 

¿Cómo puedo saber si alguien sufre Gaucher?

La evaluación clínica es de gran importancia en el diagnóstico de la Enfermedad de Gaucher, y sumada a las pruebas de laboratorio, darán una clara determinación de la enfermedad.

Históricamente la primera etapa en el diagnóstico implicaba el examen de aspirados de médula ósea, o bazo y la identificación de células de Gaucher en los mismos. Sin embargo, la identificación inequívoca de células de Gaucher puede ser difícil, debido a que otras enfermedades de depósito muestran inclusiones en el citoplasma semejantes cuando son examinadas con el microscopio óptico y por otra parte, a veces resulta complicado encontrar células de Gaucher en aspirados de médula ósea, en especial en sujetos con sintomatología poco grave. Por lo que se convirtió en un examen complementario y que requiere de confirmación, que se logra mediante la determinación de la actividad enzimática.

- Los estudios de la enzima muestran el nivel de glucocerebrosidasa (la enzima deficiente en los que tienen la enfermedad de Gaucher) en muestras de sangre (leucocitos o gotas de sangre seca en papel de filtro), la ausencia de actividad o actividad baja dan clara confirmación de la Enfermedad de Gaucher.

- El análisis o prueba genética es un proceso para poder identificar a las personas que tienen la enfermedad de Gaucher, y a los portadores de la enfermedad.

- El estudio molecular para la identificación de las mutaciones causantes de la Enfermedad de Gaucher, es posible. Los estudios del ADN examinan las diferentes mutaciones del gen que puede provocar la enfermedad de Gaucher. Cada persona hereda dos genes, uno de la madre y uno del padre (conocido como el genotipo)

 

¿Cómo puede tratarse la Enfermedad de Gaucher?

La enfermedad de Gaucher es tratada actualmente y desde los 90, mediante Terapia de Reemplazo Enzimático (TRE), que consiste en suministrar externamente la enzima que no se produce o que se produce deficientemente, esta TRE ha logrado reducir y en muchos casos revertir la organomegalias (Órganos aumentados de tamaño) y las complicaciones hematológicas, mejorando la calidad y expectativa de vida de los pacientes. Lamentablemente esta terapia no mejora los problemas neurológicos por lo que no está indicada en casos muy severos de los tipos 2 y 3.

Recientemente se ha incorporado una nueva forma de tratamiento útil en la Enfermedad de Gaucher y, con un mecanismo de acción diferente a la Terapia de Reemplazo Enzimático, se trata de un tratamiento oral, indicado para pacientes con enfermedad de Gaucher sintomática leve o moderada y que no pueden o no este indicado recibir TRE. Es un inhibidor oral de la enzima ceramida-glucosiltransferasa (Miglustat) (genera la inhibición de la síntesis del sustrato que se acumula en la enfermedad).

Los síntomas y afecciones óseas deben ser tratadas con medicación complementaria indicada para cada caso. Se conoce además de prometedoras investigaciones para el desarrollo de nuevas alternativas terapéuticas, entre ellas las terapias celulares, génicas, nuevas TRE, y nueva terapia oral además de otras llamadas moléculas chaperonas que en el futuro podrán representar importantes cambios en el tratamiento de la Enfermedad de Gaucher.

 

¿Dónde puede acudir quién tiene diagnóstico de Enfermedad de Gaucher?

Los pacientes con Enfermedad de Gaucher deben acudir periódicamente al médico y es conveniente estar asesorado por un grupo multidiciplinario para el manejo de esta enfermedades. El conocer el diagnóstico de Enfermedad de Gaucher podría ser una experiencia dolorosa. Esta puede ser una enfermedad dura pero es posible ayudar a los niños afectados y adultos a sacar partido de lo mejor de sus vidas. ACOPEL quiere servir de facilitador en un intercambio de experiencias para el crecimiento general.

El conseguir alternativas de tratamiento en los casos indicados debe ser objetivo central y ACOPEL tiene la experiencia para acompañarlo en este proceso. La mayoría de las personas con Gaucher tipo 1, aún aquellos con síntomas severos, pueden llevar una vida feliz y productiva. Así como cada caso de Gaucher es único, cada persona enferma perfila una única combinación de recursos internos y externos para encontrar los desafíos de la vida. Estos recursos incluyen ciertamente la familia, amigos, otros enfermos de Gaucher, médicos y consejeros genéticos, gran parte de los cuales podrá encontrar en ACOPEL.

La información aquí consignada no pretende reemplazar el manejo e información suministrada por los médicos tratantes, sólo pretende contribuir a la educación de un grupo de pacientes y sus familias que han sido diagnosticados con Gaucher.