Los ‘costos reales’ de no ampliar el tamizaje neonatal en Colombia

Tan solo las enfermedades crónicas graves cuestan más de 23 mil dólares por paciente.

El costo en Colombia de las enfermedades crónicas leves (USD$ 1.689), moderadas (USD$ 1.805) y graves (USD$ 23.441) por paciente, que podrían detectarse de forma temprana mediante el tamizaje neonatal, fue presentado en un estudio publicado recientemente por Solarte y colaboradores.

Según la médica María del Pilar Corena, PhD en Bioquímia de Baylor University, la detección temprana y el tratamiento oportuno de enfermedades en 220 niños, en Colombia, ahorraría más de 17 mil millones de pesos por año para el país: 1.114,7 millones para enfermedades crónicas leves, 1.191,3 millones para enfermedades crónicas moderadas y 15.471 millones para enfermedades crónicas graves.

“Es claro que el beneficio de la detección temprana es mucho mayor que el costo de no detectar estos desórdenes, pues el Estado debe pagar costos exageradamente altos”, asegura Corena. Este ahorro es comparado con el costo de invertir en Colombia en la implementación de un programa de tamizaje neonatal que, según un estudio del doctor Diego Roselli, en 2014, sería de 300 millones de pesos por caso detectado.

Corena concluye que “un diagnóstico temprano para estos niños y mejor calidad de vida para ellos también significa mejor calidad de vida para sus familias, menos ausencias laborales de parte de los padres, un número menor de niños en la calle o en orfanatos y un menor impacto en la economía nacional”.

El tamizaje neonatal es una prueba que se hace a los recién nacidos tomando una pequeña muestra de sangre para detectar de 30 a 66 desordenes metabólicos, endocrinos, infecciosos, cardiacos, visuales y auditivos que pueden pasar desapercibidos al no presentar síntomas en recién nacidos.

El tamizaje se puede hacer de forma manual y sin instrumentación especializada (básico) o con pruebas aplicadas a una muestra de sangre (ampliado).

En América Latina, los únicos países que solo tamizan para un desorden son Bolivia, Nicaragua, Guatemala y Colombia. Si bien en el país hay una guía para la asistencia del recién nacido, que contempla unas patologías específicas, una ley recientemente aprobada –pero todavía no sancionada debido a la posibilidad de que el Gobierno la objete por razones de costos– amplia la aplicación de este para detectar otras enfermedades.

Para el Ministerio de Salud, aunque la ampliación del tamizaje puede generar una ganancia en salud, “al mismo tiempo demanda más recursos del sistema y es claro que el proyecto de ley no cuantificó el costo, que puede superar los 325.000 millones de pesos anuales”.

Según la doctora Corena, el tamizaje neonatal puede detectar enfermedades raras y huérfanas, pero no se limita a estas.

“El impacto del tamizaje neonatal en términos de enfermedades infecciosas a nivel de territorio nacional es enorme, pues el territorio nacional tiene áreas endémicas que se conocen por sus altas tasas de transmisión de enfermedades infecciosas. Detectarlas de manera temprana reduciría su transmisión”, agrega.

Tomado de http://www.eltiempo.com/vida/salud/costos-de-no-hacer-tamizaje-neonatal-en-colombia-105552